La princesa

princesaÉrase una vez, un príncipe de las Comoras que amaba a una princesa de Malí.

El príncipe fue llamado Issa. Era negro, alto, lleno de coraje.

La princesa se llamaba Oumou. Ella era hermosa, encantadora, su cabello era negro y sus ojos brillaban.

Un día, el príncipe se acercó, los ladrones se han infiltrado en el castillo y capturado a la princesa.

El príncipe, desesperado, decidió ir a buscarla.

Él saltó sobre su caballo negro y tomó su espada mágica.

Ella tenía el poder sagrado para hacerlo invisible.

Cuando tenía que ir, que era suficiente para decir “poder sagrado, me hace invisible.”

El príncipe y su caballo vagaron mucho tiempo hasta que vieron un castillo.

Issa entró en el castillo, el castillo estaba oscuro, sus paredes temblaban.

Oyó voces diciéndole: “Ve por las escaleras a la izquierda, encontrarás allí lo que buscas.”

Fue allí abajo.

Pero las escaleras eran extrañas.

El príncipe entonces se encontró en un laberinto.

Pasaba horas en busca de lo que se prometió.

Desafortunadamente, no hay señales de la princesa. Sin embargo, un pequeño enano apareció. Seguramente podría ayudar.

Issa preguntó el enano para indicar la salida. Después de haber pasado horas en los túneles que finalmente se encontraron en el bosque.

Lamentablemente, ya era de noche.

Entonces apareció un hada encantada.

Era el hada Kissetou.

Ella le preguntó qué tragedia había ocurrido.

Él le contó su larga historia.

Él le preguntó si podía ayudarle.

Por supuesto, el hada aceptó de buen grado.

Fue entonces, con su varita, el hada conjuró una nube. Pudimos ver, que amenazaba de muerte a la princesa bandidos realmente crueles.

El hada luego señaló el camino a seguir.

Ella le dijo al príncipe que tenga mucho cuidado porque los bandidos tenían una visión extraordinaria que les permitió ver que se acercaba su escondite.

Pero el príncipe Issa no tenía miedo con su espada mágica.

Estableció corriente a través del bosque sin miedo a los ladrones.

El bosque era muy extraño:

Tenía los árboles con grandes ramas que crecieron más grande en la noche y luego desperté.

Los árboles también tenían ojos que te fijas.

Issa tenía un poco de miedo, pero la esperanza de encontrar a la princesa le dio valor.

Como él siguió su camino, vio a las plantas que parecían acercarse.

Pero así como una planta venía sobre él, el hada apareció y le dijo que no tocará esta planta, ya que envenenó a seres humanos.

Sacó su espada y le cortó la planta de raíz.

Él siguió su camino.

Después de una larga caminata, se encontró cara a cara con un dragón de tres cabezas que lo amenazó por escupir fuego.

Mientras él estaba en una situación terrible, el enano llegó a su rescate.

Ellos lucharon codo con codo contra el monstruo aterrador. El enano sacó una flecha mágica que le envió en el corazón.

El monstruo se derrumbó.

Issa y el enano yendo por el camino.

Ellos vieron a lo lejos una choza que parecía abandonada.

El enano le dijo que era un escondite de ladrones y tenía que tener cuidado.

El enano explicó por qué los bandidos habían secuestrado a la princesa a, su líder quería casarse con ella.

También describe ladrones: eran musculosos, sucios, olían, tenía una cabeza grande y cuerpo pequeño.

Como los ladrones vieron delante acercarse a su escondite, el príncipe desapareció con su espada.

Por lo tanto, podía caminar por las paredes sin ser visto. Mató repente a todos los bandidos.

El enano le dijo que quedaba todavía uno, el jefe, que había huido a la buhardilla, donde se estaba la princesa.

El enano le enseñó a ir al ático.

Después de luchar mucho, finalmente logró matarlo con su espada.

Él finalmente liberó a la princesa.

Con el hada, el caballo de Issa apareció.

El príncipe agradeció al enano y hadas por su ayudar.

Besó la princesa Oumou y ambos desaparecieron en su castillo con el caballo negro.

Ellos vivieron felices y tuvieron muchos hijos.

Educando con valores

Los valores están íntimamente relacionados con la convivencia social, tanto dentro y fuera del aula así que es indispensable que a la hora de hablar de educación se incorporen los valores. Enseñar el respeto hacia los demás, a cooperar, a ser solidarios, en fin, todo aquello que ayude a tener la mejor convivencia posible a pesar de compartir con personas diferentes a uno.
valores

Educar con valores involucra tanto el aprendizaje como la puesta en práctica de ellos. Los materiales didácticos de los que los educadores pueden valerse, son los cuentos, las composiciones, frases para reflexionar, títeres, posters y debates siempre dependiendo de las edades de los niños.
Seguir Leyendo ←

La importancia de los valores

 

Los valores benefician a todos por igual y son indispensables para la convivencia social. Nos ayudan a mejorar nuestra condición de humanos a ser mejores personas. A medida que uno va creciendo es bueno tener los valores solidificados y nutrirlos constantemente a través de nuestras acciones. De nada vale mencionarlos o discutirlos si no se actúa de acuerdo a ellos.

los valores

La manera en que establecemos prioridades en la vida, está íntimamente ligada a la escala de valores que poseamos. La carencia de una escala de valores bien definida nos deja en duda, en no saber que priorizar o que temas son los relevantes o incluso de que lado tomar parte en algún conflicto. Seguir Leyendo ←

3 valores fundamentales

Los valores tienen un sentido relativo Se miden de muchas formas y esto básicamente dependerá del contexto, de la cultura de la persona y de su educación. Algunos de los 3 valores fundamentales son: justicia, tolerancia y respeto.
valores

La justicia es un valor sumamente complejo, está relacionada con las leyes establecidas por la sociedad, pero muchas veces se topa con los intereses creados de varias partes. El respeto y la tolerancia son dos valores que lamentablemente cuesta sostener. El respeto a saber apreciar las cualidades de los demás a pesar de las diferencias y la tolerancia a pesar de todo.
Seguir Leyendo ←

¿Qué son los valores?

Los cuentos son una buena manera de inculcar valores. Cuando hablamos de valores hablamos de reglas de conducta y comportamiento a través de las cuales nos manejamos dentro de lo que consideramos correcto. Es decir que es lo que está bien. Son principios que orientan nuestro comportamiento, proponen pautas, representan ideales. Valores, actitudes y conductas van de la mano inseparables.
los valores

Los cuentos son una buena forma de transmitirlos, en mensajes que abarcan desde de la amistad, la solidaridad, el respeto, la consideración, la tolerancia, hasta reflexiones sobre los disvalores. Y de ellos los niños aprenden y asimilan de una manera más rápida.
Seguir Leyendo ←